Responder al comentario

47 millones para el catalán

Publicado en Destino, nº 1959, abril de 1975

Pero siguen los problemas de fondo

Un mes y cuatro días después del famoso Pleno Municipal del "no al catalán", don Enrique Masó Vázquez, alcalde de Barcelona, firmó un decreto -previas consultas a los concejales que votaron no y a la Comisión Municipal Ejecutiva-, según el cual el Ayuntamiento va a dedicar 47 millones de pesetas al fomento de la lengua y la cultura catalana. Nada les podemos decir sobre la rueda de prensa que celebró el señor Masó con los periodistas tras tomar el acuerdo, pues DESTINO no fue convocada a tan importante reunión, aunque quizá tampoco pudiéramos hablar demasiado en caso de haber asistido ya que la reunión la despachó el alcalde en media hora escasa, recomendando a nuestros colegas que se centraran en el decreto que acababa de firmar y cuyo texto les ofreció.

Los cuarenta y siete millones que va a destinar el Ayuntamiento de Barcelona se distribuyen de la siguiente manera: se concede al Instituto Municipal de la Educación 25 millones extraídos de la partida 91 ("fondo de actuación municipal urgente") del presupuesto ordinario de 1975 una vez aprobado, y un crédito de otros 12 millones con cargo al presupuesto ordinario vigente; y se conceden 10 millones de pesetas a las juntas municipales de distrito: todo ello "para la promoción y fomento de la lengua y cultura catalanas". Además, según el decreto, "con el fin de organizar y desarrollar más ampliamente las instituciones culturales municipales y formular un plan trienal para la promoción de las diversas manifestaciones culturales catalanas, se crean tres ponencias -"lengua y literatura catalanas", "historia y arte de Cataluña" y "tradiciones y costumbres catalanas"- presididas por cada uno de los tres tenientes de alcalde y compuestas por el delegado de Cultura y por ocho concejales designados por el alcalde; estas ponencias deberán presentar a la Alcaldía, antes del 30 de junio, el plan que hayan confeccionado y las conclusiones a que hayan llegado".

Con esta salida coyuntural -no creemos, lo hemos repetido en varias ocasiones, que la problemática de fondo haya quedado resuelta, antes bien, tanto en la resolución del gobernador civil como en este decreto parece ignorarse- se cierra una etapa que, sin duda, pasará a la historia escrita en tintas negras.

Quedan pendientes de resolver los temas de fondo que son los que urge abordar para que no vuelvan a producirse situaciones similares a la del catalán y que en esta ocasión se han puesto de relieve: la falta de representación de quienes ocupan los cargos de la corporación municipal y, en consecuencia, la necesidad de una democratización amplia que permita al Ayuntamiento recoger y defender los intereses de la colectividad por encima de otros intereses personales. Por otra parte, y en lo que respecta al problema concreto del catalán en la enseñanza, no queremos dejar en el tintero algo que nos parece fundamental y es que quien debiera financiar y potenciar las enseñanzas en y de la lengua materna debería ser el Ministerio de Educación y Ciencia, al margen de que la máxima entidad local dedicara parte de su presupuesto al fomento de la cultura del país.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.