Segunda Parte. pensar la historia a ras de piel

No es más fácil reformar un gobierno que
crearlo de nuevo, de la misma manera que
es más difícil olvidar lo aprendido que
aprender por primera vez.
Se aprende a mandar obedeciendo.

Aristóteles, Política